Encuentra los mejores precios de miles de productos de tiendas online

Compra online

Comprar por Internet debería ser seguro, pero siempre hay algunos riesgos que conviene tener en cuenta. Primero de todo, hay un acuerdo de compra que se realiza siempre que se adquiere un producto online. El precio y las tasas de envío son un aspecto clave, ¿pero qué pasa si el producto está en mal estado o no encaja con tus expectativas? ¿El vendedor te permitirá la devolución? ¿Es segura la tienda y sigue la normativa vigente?

Realiza un seguimiento, pero hay algunas cosas que puedes hacer para protegerte. En primer lugar, puedes utilizar un software anti-virus, uno de los que no solamente te proteja de amenazas en la red, incluyendo malware, sino también te alerte de páginas inseguras. Además, un truco que puedes utilizar para confirmar que la página que visitas es segura, sobre todo en el momento final en que introduzcas tus datos bancarios, es si la web tiene una URL que comience por “HTTPS://”. En caso de que la letra “S” de seguridad no esté incluida en el enlace, deberás desconfiar de esa página, ya que la “S” garantiza que la página está encriptada, es decir, creada para pagos seguros o para proteger información de acceso. Si no contiene la letra “S” deberás ir con cuidado. NOTA: Solo encontrarás esto en páginas de compra, no cuando estés navegando o simplemente buscando productos en la propia web.

¿Has probado buscar el nombre de tu vendedor? A menudo, cuando un vendedor no es serio, las personas se enfadan y escriben sobre la tienda en blogs o foros. Se pueden encontrar fácilmente las opiniones de los usuarios si se busca en Google o Bing.

Por último, pero definitivamente no menos importante, ¡no hay nada gratis! Nadie te regala un iPhone gratis ni conseguirás un nuevo portátil si haces click mil veces en x número de links o no. No tiene sentido que alguien te contacte para que muevas diez millones de dólares a cambio de quinientos y tu firma y algunos documentos. Internet realmente es un lugar fantástico, pero sé prudente y utiliza el sentido común. Cuando algo suene demasiado bueno para ser verdad, normalmente no es cierto y deberías alejarte. Manténte seguro y podrás disfrutar de una buena experiencia con tus compras online.